jueves, 20 de octubre de 2011

Ryanair haciendo amigos

Una más de esta pintoresca y cutre aerolínea.


Sevilla,.- La compañía aérea Ryanair ha dicho hoy que el incidente ocurrido en un aparato de la línea Sevilla-Pisa, cuyos pasajeros quedaron ayer retenidos tres horas en su interior sin despegar, se debió a que uno de ellos abrió la puerta de emergencia y desplegó la rampa de evacuación.
En un comunicado, Ryanair explica que el vuelo sufrió un retraso de una hora en Sevilla debido a un problema técnico, lo que llevó a que se estropeara el sistema de aire acondicionado a bordo.
El capitán siguió las instrucciones de la torre de control para mover el avión a una posición diferente y esperar a la asistencia técnica, pero entonces, un pasajero "abrió la puerta de emergencia del avión y desplegó la rampa de evacuación", afirma la compañía.
"Desde ese momento, todos los pasajeros fueron obligados a desembarcar por parte del capitán ya que ese avión no podía operar con un tobogán desplegado" y la Policía "fue llamada para hacer frente a los pasajeros responsables de este trastorno".
La compañía precisa que los pasajeros del vuelo a Pisa, con exclusión de los "insubordinados", continuaron su viaje en un avión de reemplazo con un retraso de cuatro horas, molestia por la que Ryanair les pide disculpas.
Los pasajeros, según denunciaron en el aeropuerto, permanecieron en el interior de la aeronave durante casi tres horas, sin aire acondicionado ni agua, debido a un incidente técnico que impedía el despegue del aeropuerto sevillano de San Pablo.
Fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) confirmaron a Efe que el avión permaneció en tierra con el pasaje embarcado y sentado en sus asientos desde las 12:50 y durante casi tres horas.
Las mismas fuentes precisaron que la compañía aérea de bajo coste tardó más de 45 minutos en solicitar el alquiler de la máquina que debía remolcar el avión hasta la pista de despegue.