lunes, 24 de octubre de 2011

El incendio en el aeródromo de Cuatro Vientos obliga a cerrar el tráfico aéreo

Los bomberos trabajando en la extinción del incencio. | Emergencias MadridLos bomberos trabajando en la extinción del incencio. | Emergencias Madrid
Quince dotaciones de bomberos, 12 de ellas del Ayuntamiento y tres del aeródromo, han logrado controlar pasadas las 8,30 horas el incendio que se ha iniciado esta madrugada en un hangar del Aeroclub de Cuatro Vientos.
Las instalaciones aeroportuarias de Cuatro Vientos se dividen en una base militar y en un aeródromo civil para vuelos privados, y es en esta última zona en la que se ha originado el fuego.
Fuentes de AENA han informado de que el tráfico aéreo en la parte civil, que comienza con el amanecer y finaliza con el ocaso, no ha podido iniciarse esta mañana debido al humo generado por el incendio, de manera que no despegan ni aterrizan aviones.
La base militar no ha ofrecido información, por motivos de seguridad, sobre si el tráfico está restringido también para vuelos militares.

El incendio producido en un hangar del RACE

Según han informado fuentes de Emergencias Madrid, el incendio se inició en una hangar del RACE hacia la 6.45 horas por causas todavía no aclaradas y no ha causado daños personales.
Las llamas surgieron en un hangar vacío de unos 4.000 metros cuadrados situado en la parte civil del aeródromo y se extendieron después a otro de menor tamaño, del que los bomberos tuvieron que sacar numerosas botellas de acetileno y de oxígeno para evitar explosiones.
En los dos hangares el fuego ha hecho colapsar las cubiertas.
La actuación de los bomberos del Ayuntamiento y del propio aeródromo ha permitido confinar el fuego en el interior de los dos hangares, aunque la extinción del incendio puede demorarse varias horas.
Por el momento, el incendio sólo ha originado daños materiales y no ha habido heridos, aunque hasta el lugar se ha desplazado una dotación del Samur-Protección Civil.
Eso sí, el tráfico aéreo civil del aeródromo se encuentra interrumpido como consecuencia de la llegada del humo, según han confirmado fuentes de AENA.
En el momento de producirse el suceso, el aeródromo no se encontraba operativo todavía. A la hora de comenzar a funcionar, "la torre (de control) es la que ha confirmado que el humo se ha desplazado a una de las cabeceras de la pista", de manera que hasta que no se autorice, no puede estar operativo.