viernes, 5 de agosto de 2011

Spanair reconoce problemas de tesorería


La compañía sigue negociando para lograr un socio inversor antes del verano

BARCELONA (EL ECONOMISTA)- Spanair reconoce problemas de liquidez ante la falta de un inversor que haga una aportación de capital estable a la compañía. "Que tenemos problemas de tesorería es algo que no negamos", explicó un portavoz de Spanair a elEconomista. Las mismas fuentes aseguraron que pese a esta circunstancia la compañía no ha dejado de pagar las nóminas de sus empleados ni a ninguno de sus proveedores.
Para Spanair esta situación financiera es transitoria, ya que insisten en que la llegada de un socio industrial está al caer. "Hasta que no se firme con ese socio se mantendrán los problemas de tesorería", indicaron. No obstante, por el momento dos aerolíneas que forman parte de la misma asociación Star Alliance (en la que se engloba Spanair), Singapore Airlines y Turkish Airlines, han negado abiertamente su interés en invertir en la compañía.
La compañía también ha sondeado, sin éxito, involucrar a Lufthansa en su gestión. Ahora, los esfuerzos de Spanair se centran en intentar seducir a compañías aéreas de los Emiratos. Entre otras, ha sondeado a Qatar (aprovechando el clima de entendimiento entre el Gobierno español con el de este emirato) o Etihad. La empresa confía que el socio llegue antes del verano.
Las tensiones de tesorería de Spanair, que se han visto agravadas por la escalada del precio del carburante, han hecho que uno de sus accionistas, SAS, haya alertado del riesgo de bancarrota.