viernes, 12 de agosto de 2011

Rusia deja en tierra sus Antonov 12

El Comité Estatal de Supervisión de Transporte ruso (CEST) ha anunciado a través de un comunicado la suspensión de vuelo de los 12 aviones Antonov que operan en el país tras el accidente aéreo del pasado martes en Magadán en el que murieron 11 personas.
 
 
El cese de las aeronaves no será revisado “hasta que las compañías aéreas rusas tomen las medidas de seguridad necesarias para reducir el nivel de siniestralidad” según ha declarado el CEST. En la actualidad los doce AN-12 que vuelan en Rusia se encuentran repartidos en seis aerolíneas diferentes.

No es la primera vez que el Comité ruso toma una decisión similar. A principios de enero de este año ordenó la cancelación de todos los vuelos de los aviones de pasajeros Túpolev-154 a causa del incendio de uno de estos aparatos en el aeropuerto de Surgut (Siberia) que acabó con la vida de tres personas.

Asimismo, los Túpolev-134 y Antonov-24 también dejaran de operar vuelos regulares en Rusia a partir de enero de 2012, como ya informó el viceprimer ministro Serguéi Ivanov. Esta decisión sólo afectará a las rutas regulares de pasajeros. Los vuelos chárter y los no regulados quedan exentos de la obligación.