jueves, 25 de agosto de 2011

JK5022: tres años después de la tragedia

JK5022: tres años después de la tragedia
(Pinchar sobre la foto para ir al reportaje completo)
 
Tres años después del accidente aéreo más grave de la aviación española en los últimos 25 años el pueblo español no olvida. La Asociación de Afectados del vuelo JK5022 reunió a familiares, amigos y medios de comunicación para conmemorar el tercer aniversario de la tragedia en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Tras este tiempo sólo tienen una petición: que no les olviden y que se haga justicia. La mejor manera de honrar a las víctimas es impedir que se vuelvan a cometer los mismos errores y poder garantizar la seguridad en el transporte aéreo. Tarea difícil que la Asociación no abandona. 


Como bien recordaba la presidenta de la Asociación Pilar Vera este tercer aniversario viene precedido de la presentación del informe definitivo de la Comisión de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), que ha sido considerado por la Asociación como un rotundo "fracaso institucional". A la vista de estos hechos y con el apoyo del Colegio Oficial de Pilotos español (COPAC) ambos colectivos trabajarán conjuntamente en la elaboración de un informe independiente que presentarán a los organismos nacionales e internacionales competentes. 

Asimismo Pilar explicaba el porqué la Asociación y el colectivo de pilotos considera que las conclusiones llevadas a cabo por la CIAIAC quedan en papel mojado. Como bien apunta el informe, el certificado de aeronavegabilidad del avión expiraba el 22 de julio de 2008. La solicitud de renovación de este certificado fue presentada con poca antelación a la fecha de vencimiento y por ello, dado que en ese año y de acuerdo a las normas de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) debía hacerse una renovación completa del mismo, no fue posible inspeccionar el avión y en estas condiciones se extendió la validez del certificado un año más

Esta prórroga, que se aprobó sin ningún tipo de inspección, expiraba el 22 de agosto, tan sólo dos días después de que se produjera el accidente en el aeropuerto de Barajas. Si se hubieran llevado a cabo la revisión del avión es probable que éste hubiera entrado en parada completa. Como consecuencia de la laxitud de la administración en su tarea inspectora Pilar Vera sostenía que "los condenaron" y que "si ese avión se hubiera apagado el 22 de julio" no se hubiera tenido que lamentar esta tragedia aérea. 


Además la presidenta de la AV JK5022 quiso recalcar que la Asociación continúa confiando en el titular del Juzgado número 11 de Madrid, Tribunal que lleva la investigación del accidente del avión de Spanair

Del mismo modo mostraba su indignación por las medidas tomadas desde el primer momento cuando se decidió trasladar los cuerpos de las víctimas a Ifema. Según la Asociación existía una circular de OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) a la que el organismo de Aviación Civil española se había adscrito hacía 10 años antes del accidente en el que se regulaba un plan para atender a las víctimas y a sus familias y del que nadie les informó. Además esta circular no estaba incluida en el plan de emergencia en vigor en el momento de la tragedia. En la actualidad la Asociación forma parte de un grupo de trabajo que revisa esta circular para mejorarla y para que se ponga en funcionamiento en el caso de que se produzca un suceso similar en España.


En otro orden de cosas y ante las declaraciones del ministro de Fomento José Blanco, por el que pedía respeto para los profesionales que redactaron el informe de la CIAIAC, Pilar Vera lanzaba dos preguntas claras y contundentes: 

- ¿Quién respeta la memoria de las personas que pagaron con su vida la incompetencia de quien tenía el deber de protegerlas?

- ¿Quién respeta el recuerdo rescatándolo del olvido de los supervivientes que siguen luchando para recuperar su salud y su vida?

Señor ministro, ya tiene usted tarea para lo que le resta de legislatura. 


Además de la petición de responsabilidades la Asociación quiso reconocer el trabajo y la implicación del médico Alexander Lovic en la recuperación de dos de los supervivientes a los que la sanidad pública ofrecía como única solución amputar sus piernas y que gracias a este profesional, que trabaja en el Hospital La Paz de Madrid, hoy pueden andar. 
Uno de los supervivientes a los que trató el señor Lovic, Rafael Vidal, proponía la creación de un servicio de microcirugía reparadora en España que cuente con esta eminencia de la medicina al frente.