lunes, 9 de mayo de 2011

avión de Air France estrellado en 2009

Los equipos de salvamento han sacado a la superficie el primero de los cuerpos que permanecen en el interior del avión de Air France estrellado en 2009 en el fondo del Océano Atlántico y que cubría la ruta Río de Janeiro-París, y en el que murieron 228 pasajeros, según ha informado la agencia francesa de noticias AFP.

Según ha podido confirmar este redactor de La Vanguardia.es de fuentes de la investigación de las causas del accidente (BEA, en sus siglas en francés) en París, las tareas de rescate de los restos de los cuerpos que permanecen en el interior del Airbus estrellado del vuelo AF447 continuarán en los próximos días hasta que se extraigan a la superficie todos los restos humanos, según han confirmado fuentes del Gobierno francés.

El rescate se realiza a través de un batiscafo y varios robots teledirigidos a 3.900 metros de profundidad.

Equipos de rescate franceses están tratando de recuperar restos de pasajeros y de la tripulación del Airbus de Air France que se estrelló en el Océano Atlántico frente a Brasil hace dos años.

Un robot será enviado a 3.900 metros de profundidad hacia una llanura del Atlántico e intentará reflotar a uno de los cuerpos. En los últimos días, los trabajadores han recuperado las cajas negras del avión de Air France.

Los investigadores han hallado restos humanos entre las partes del fuselaje de la cabina del A330-200 encontradas ayer en aguas brasileñas durante la cuarta fase de búsqueda para localizar las cajas negras del avión de Air France que cayó al Atlántico cuando cubría la ruta Río de Janeiro-París el 1 de junio de 2009.

En el accidente del vuelo AF447 murieron 228 de 32 nacionalidades diferentes, entre ellas 61 franceses y 58 brasileños.

Según ha informado el diario francés La Tribune, la ministra francesa de Ecología y Transportes, Nathalie Kosciusko-Morizet, ha asegurado que "el avión no explotó" porque se han encontrado restos intactos de la cabina del aparato, donde "hay cuerpos dentro", alguno de ellos "identificables".

La ministra, al igual que el secretario de Estado de Transportes, Thierry Mariani, se han negado a hacer público el número de cuerpos hallados entre los restos del fuselaje porque esos datos "los guardan para los familiares de las víctimas", según ha indicado Mariani, para quien el descubrimiento de los restos ha sido "una sorpresa".

Por su parte, Air France ha calificado de "muy buena noticia" el hallazgo de una sección del fuselaje ya que abre la esperanza a recopilar información que esclarezca las causas del accidente aéreo.

El responsable de la aerolínea, Pierre-Henri Gourgeon, agradeció a las autoridades francesas que se haya continuado con la investigación a la que se han destinado "recursos sin precedentes", así como a todos los equipos que participan en la misma, como los del equipo del buque Alucia, y a todos los que contribuyan a recuperar las cajas negras.

La cuarta fase de la investigación técnica comenzó el pasado 25 de marzo frente a las costas de Brasil, y es la naviera 'Alucia' la que se ha acercado a la zona del accidente para su registro.

Cuando se recuperen los cuerpos y se analicen la información contenida en las dos cajas negras recuperadas del fondo del mar, los expertos franceses esperan resolver en un mínimo de seis meses el misterio de cómo y por qué se estrelló la aeronave en la que murieron 228 personas.