domingo, 27 de diciembre de 2009

Los pasajeros afectados por el cierre de Air Comet abandonan su protesta en Barajas

Fomento cuelga en las paredes de la zona de embarque de la compañía, en la Terminal 1 del aeropuerto, un comunicado en el que ofrece indicaciones. El comunicado facilita una lista de las compañías que viajan a los mismos destinos a los que volaba Air Comet: Iberia, Air Europa, LAN Chile, Cubana de Aviación, Avianca y Santa Bárbara. La zona de embarque de Air Comet, en la Terminal 1 de Barajas, ha amanecido hoy vacía, tras el abandono paulatino de los pasajeros afectados por el cierre de la compañía que protestaban ante la situación en los últimos días. El centenar de afectados que ayer por la tarde no se daban por vencidos con la esperanza de que el ministerio de Fomento fletase un nuevo avión, fueron abandonando a última hora las instalaciones tras conocer la noticia de que el dispositivo de ayuda a los viajeros había finalizado.
En la zona están pegados diferentes copias del comunicado emitido ayer por el ministerio en el que se anuncia el cierre del dispositivo y en le que se informa también de que a partir de ahora los afectados que quieran volar tendrán que comprar un nuevo billete. El comunicado facilita una lista de las compañías que viajan a los mismos destinos a los que volaba Air Comet: Iberia, Air Europa, LAN Chile, Cubana de Aviación, Avianca y Santa Bárbara. También recomienda que contacten con sus embajadas y consulados y se facilitan las direcciones y números de teléfonos de los mismos.
El comunicado también notifica que los pasajeros que así lo deseen pueden presentar reclamación contra la compañía en la Oficina de Registro del ministerio de Fomento o ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.
El dispositivo especial de Fomento se ha desarrollado entre los días 21 y 26 de diciembre. Como parte de este dispositivo han sido transportados 3.605 viajeros de un total de afectados por el cierre de Air Comet es de 4.660, y no de los 7.000 anunciados inicialmente, ya que este fue un número calculado con la información previa facilitada por la propia compañía. La aerolínea, propiedad del presidente de la patronal española (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, canceló sus operaciones el pasado 21 de diciembre por decisión de un juzgado británico a requerimiento del banco alemán que tenía en régimen de leasing su flota de aviones. La compañía presentó un Expediente de Regulación de Emepleo para la totalidad de la plantilla, 666 trabajadores y anunció la presentación de un concurso de acreedores (suspensión de pagos), para afrontar unas deudas estimadas en torno a los 100 millones de euros.